Un estereotipo que lastima a las personas que tienen una discapacidad psiquiátrica