Cómo ser su propio representante: hoja informativa

Publications
#F132.02

Cómo ser su propio representante: hoja informativa

Algunas personas no pueden administrar el dinero que reciben de la Administración del Seguro Social (SSA) debido a una enfermedad o discapacidad. En ese caso, la SSA elige un familiar, un amigo u otra persona para que sea el representante autorizado. También se los conoce como “rep. autorizado”.

Algunas personas no pueden administrar el dinero que reciben de la Administración del Seguro Social (SSA) debido a una enfermedad o discapacidad. En ese caso, la SSA elige un familiar, un amigo u otra persona para que sea el representante autorizado. También se los conoce como “rep. autorizado”. Más de 8 millones de personas tienen un representante autorizado. Usted puede tener uno. Si ahora puede administrar su propio dinero, su representante debe decirle a la SSA que ya no lo necesita. También le puede pedir a la SSA ser su propio representante. 

Cómo convertirse en su propio representante 

Si quiere ser su propio representante, la SSA le hará algunas preguntas para asegurarse de que está preparado. Estas pueden diferir, según la oficina de la SSA local. Le preguntarán si puede: 

  1. Pagar sus propias cuentas mensuales, por ejemplo el alquiler, el teléfono o Internet y las facturas médicas; 
  2. Administrar su propia cuenta bancaria o la tarjeta de crédito o de cliente; 
  3. Satisfacer sus propias necesidades básicas; y 
  4. Pedirle a sus amigos o a su familia que den fe de sus buenos hábitos de gastos dejándolo por escrito. 

Qué necesita para convertirse en su propio representante 

Puede tener un representante autorizado por una discapacidad física o mental. Para convertirse en su propio representante, debe demostrarle a la SSA que ahora puede administrar su propio dinero. 

Estos son ejemplos de pruebas que podrían avalar su solicitud: 

  1. Una carta de un médico que diga que puede administrar su propio dinero; 
  2. Un escrito judicial que diga que el tribunal cree que puede cuidarse a usted mismo. 
  3. Otra prueba que demuestre su capacidad de cuidarse a usted mismo. 
    1. Certificado de tratamiento por consumo de sustancias; 
    2. Prueba de facturas pagas; y 
    3. Cartas de apoyo de personas que lo conocen bien. 

Nota: La SSA puede acordar que ya no necesita un representante autorizado. De ser así, también pueden evaluar si todavía reúne los requisitos para recibir los pagos por discapacidad. 

Iniciar el proceso 

¿Cree que está preparado para ser su propio representante? Puede visitar la oficina de campo de la SSA local para comenzar el proceso. Llame al teléfono de la SSA nacional 1-800-772-1213 para buscar su oficina de campo. También puede visitar el Buscador de la Oficina del Seguro Social.

Este documento está financiado por un acuerdo de subvención del Seguro Social a cargo del contribuyente. Si bien el Seguro Social revisó el presente documento a fin de garantizar su veracidad, este no constituye un comunicado oficial del Seguro Social. 

 

 

Click links below for a downloadable version.